25 instantes de la construcción de un sueño.

El Cardón NaturExperience. Emprender en ecoturismo. Tenerife. Islas Canarias. 25 aniversario.

#Memorias #Vivencias #Experiencias #Vivencias #25añosconstruyendounsueño

Después de tres años en la Finca d4. Yo tuve una Venta. IMG_9807-300x200 e Los Pedregales, en El Palmar, tocaba buscar algo más de visibilidad y comodidad. En unos años en los que Internet apenas comenzaba a despegar, era fundamental buscar un espacio más visible y nos fuimos al centro del pueblo, a la Plaza General Eulate, al lado del parque infantil que hay detrás de la Iglesia de Buenavista.

Allí estuvimos casi tres años, mudándonos luego en 2003, por temas personales, a la Calle La Carrera, en Triana, hasta 2005. En esta nueva ubicación compartí vivienda y oficina en una única edificación, sacrificando visibilidad a cambio de una disminución de los costes personales y empresariales.

Este primer lustro del año 2000 fue fundamental para la creación y definición del concepto de nuestra iniciativa empresarial. En el proceso contribuyeron varias personas cuya aportación personal y profesional fue determinante. Es el caso de Juanjo Ramos, con el que tras la partida de Sonia y Yayi, crearíamos una duradera alianza empresarial. Aunque ambos teníamos nuestras respectivas iniciativas empresariales, elegimos colaborar en vez de competir. Se incorporó también al equipo, durante un breve espacio de tiempo, el amigo Tomas Afonso González,de Santiago del Teide. Tomaría luego su relevo otra residente del vecino municipio sureño, que si vendría para quedarse, convirtiéndose en una pieza fundamental del proyecto: Elisa Blanco. Su formación como bióloga y su capacidad para asimilar las variadas tareas de la empresa contribuyeron a un continuo crecimiento de la marca. Al proceso se sumaba de manera intermitente Irina Martín Waló, otra gran profesional altamente comprometida. Poco a poco, se iba conformando, uno de nuestros pilares, el equipo humano del proyecto, al que poco a poco se fueron incorporando otras excelentes personas y comprometidos profesionales.

Tras esa etapa, de nuestras oficinas en una escondida calle de Triana, en 2005 hicimos un nuevo y estratégico cambio de ubicación. Nos desplazamos a la Plaza de Los Remedios, pero no de cualquier manera.

Unos años atrás me había quedado enamorado de la recreación de una venta tradicional que tenían los amigos de Pinolere en su espacio ferial. Desde ese momento se me metió en la cabeza que algo similar podría encajar muy bien en el centro de un pueblo como Buenavista, por lo que comencé a darle forma a esa idea.

Tenía claro el lugar. Tenía que ser un edificio emblemático y bien situado. Una de las casas que rodean la Plaza de Los Remedios. La casa de mi primo Sewi era ideal. Un edificio histórico, de fachada modernista, que llegó a ser Juzgado y Pósito, propiedad de una de las familias pudientes del municipio, Los Avinculados. 4. Yo tuve una Venta. Buenavista-Trail-007-300x200

Allí comencé el montaje de nuestra nueva oficina y justo en frente, una singular carta de presentación: La Venta. A pesar de que ya por esos años Internet comenzaba a ser el lugar para darse a conocer, queríamos también tener una importante presencia física.

El espacio quedó increíble, superando nuestras expectativas. Yo quería que tuvieran un lugar destacado los venteros de Teno: Joseito, Efidencia y Cipriana. Viví grandes momentos con ellos en su venta de Teno Alto y les tenía un gran aprecio, por lo que mi venta tenía que ser un homenaje a esas personas y a su labor. Una gran foto de ellos, detrás del mostrador, presidía el lugar, como si estuvieran despachando.

Pero habían además otros elementos muy importantes. El mobiliario en si, recuperado de un antiguo establecimiento, la venta de Candelaria y más tarde de su hija Dory. La antigua pesa del Supermercado Martín. Una réplica de la Piñata del Carnaval de Teno, que nos ayudó a construir nuestro querido D. Pedro González, en el centro del salón, como si fuera a tener lugar un baile. Y una exposición de las ventas de Teno, que realizamos tras un importante trabajo de investigación.

El lugar era también un espacio donde poder adquirir los productos artesanales y tradicionales de Teno: Sombreros y bolsos de Palma de Masca, zurrones, cestería de mimbre y caña, tambores de El Palmar, cuchillos canarios, queso de Teno, gofio y vino de El Palmar, miel de la comarca, azafrán… Hacíamos comercio justo con los productores y artesanos.

La inauguración la hicimos un día muy especial en el municipio, un domingo de San Antonio Abad, en enero de 2005. Fue todo un éxito de asistencia.

El establecimiento se abría todos los días. Era un gustazo contemplar la cara de sorpresa de los numerosos visitantes. Generalmente turistas entre semana y muchos residentes los sábados y domingos. Veías a los padres jugando con sus hijos en la plaza al trompo o a los boliches que habían adquirido en el establecimiento y te sentías orgulloso del proyecto.

Luego incorporamos un pequeño punto con dispensadores de folletos informativos que en poco tiempo se convirtió en la Oficina de Información Turística de Buenavista, a través de un convenio con el Ayuntamiento. Se inauguró así este nuevo e importante servicio para el municipio a través de una propuesta de nuestra empresa, que el consistorio vio con muy buenos ojos. Comenzó a desempeñar las funciones de información Yanira Díaz, de Las Portelas, que trabajaba con nosotros ya en el Albergue de Bolico. Le comenzamos a dar forma y contenido al servicio creando bases de datos de establecimientos de la zona (alojamientos, restaurantes, comercios, empresas de actividades…), diseñando una ruta que recorría los edificios emblemáticos del centro histórico, incorporando la oficina a la red insular (Infoten)… Más tarde Ángela García, actual técnica de información turística, continuaría con el trabajo de Yanira que partió en busca de nuevas experiencias profesionales.

La Venta se convirtió, además de nuestra mejor carta de presentación, en un auténtico centro dinamizador de los recursos del Parque Rural de Teno.

El periodo, que transcurrió desde la inauguración de La Venta en 2005 hasta 2012, fue realmente vertiginoso, ocurrieron infinidad de cosas y realizamos numerosos proyectos.

En el camino actualizamos nuestros apellidos pasando a denominarnos El Cardón Turismo y Medio Ambiente, un concepto que reflejaba mejor el desempeño profesional de esos años.

En todo ese tiempo continuaron incorporándose grandes profesionales a nuestra plantilla, algunos durante intervalos de tiempo importantes y otros de manera puntual trabajando o asesorando en determinados proyectos: Mar, Sandra, Nico, Migue, Pedro, Halima, Rosalia, Javi, Ana, Mauro, Efrain, Mey, Sewi, Fran Torrent, Airam, Juani, Ana, Carlos Velázquez, Juanjo, Natalia, Santi, Jonás, Coki, Fran, Veronica, Vanesa…

En medio de todo esto, en 2003, comenzamos también con la gestión de otro de nuestros proyectos insignia, el Albergue de Bolico, pero eso ya forma parte de otra historia.

Buenavista del Norte, a 26 de abril de 2022

Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?